Posteado por: don Gerardo de Suecia | 03 diciembre 2009

La paz tiene su precio… (53)

Vivir en un país que tiene paz desde hace casi 200 años es bueno. Hemos tenido neutralidad durante las dos guerras mundiales. Algunos dicen que eramos cobardes que no participabamos. A veces lo dicen gente de EEUU, pero ellos no se fueron a la guerra sin estar atacados. Cuando yo era joven todos los varones de 18 años tenían que alistarse. Y la mayoría de ellos tenían que hacer el servicio militar – yo también.

Lo hacía en la artillería antiáarea 90 km de mi casa. No pensaba mucho en que Suecia estaba situada entre OTAN (Noruega y Dinamarca son miembros) y la Union Soviética. El servicio pasaba más como un juego.

Por la mañana preparabamos el cañon y después ibamos a las orillas del Báltico para disparar unos tiros, limpiabamos el cañon y después al  barracon. Allí nos enseñaban unos oficinales como se hace la cama y como se limpia su fusil.

Habían muchas personas interesantes en el mili. Me recuerdo especialmente a Wiklund, que no tenía miedo en absoluto en su relación con los oficiales. Era totalmente irrespuetoso. A un oficial en particular, un alférez, que se llamaba Jansson, le gustaba hacerse gracioso. Y es importante saber los distintivos de rangos. Vais a ver…

Un día estabamos arreglado en forma de un cuadrado para que el alférez pudiera enseñarnos más facil los distintivos de rangos. Eso occuría de esta manera: El alférez tenía un libro con los distintivos de rangos y puntaba en uno de ellos y preguntaba cada uno de los soldados algo.

Pero cuando vino a Wiklund, quería usar a si mismo como objeto de educación, y le preguntó: “Wiklund, si tengo una estrella en mis hombros como yo, ¿qué distintivo de rango tengo entonces?”

La respuesta vino sin vacilación: ”Usted es alferraz”.

Nosotros pensabamos: ”Qué descaro”, y el cuadrado de soldados se movía en carcajadas. Y el alférez, en punto de estallar y de cara rojo, dijo a Wiklund: ”Wiklund, por favor, vamos a repetirlo. Si tengo una estrella en mis hombros como yo, ¿qué distintivo de rango tengo entonces?”

La respuesta vino otra vez sin vacilación: ”Usted es alferraz”.

El cuadrado de soldados se movía aún más y las carcajadas resonaban alto en los alrededores.

El alférez hizo un último intento de tener una respuesta correcta  agregando: “Wiklund, si no me contesta correctamente esta vez voy a prohibirle a salir del barracon por una semana. Si tengo una estrella en mis hombros como yo, ¿qué distintivo de rango tengo entonces?”

”Usted es alférez”, dijo Wiklund.

El alférez dijo aliviado: “Muy bien, Wiklund”.

“Si alferraz”, dijo Wiklund……….

No era facil enseñar a soldados como estos. Y que suerte qué no teníamos que participar en una guerra…

Cuando mi hijo se alistaba le preguntaban: “¿Quieres hacer el servicio militar? “No en mi vida”, era la respuesta. Y de esta manera no tenía oportunidad de participar en tales episodios como lo de Wiklund……

La paz tiene su precio…..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: