Posteado por: don Gerardo de Suecia | 07 diciembre 2009

Carlos Delgado (85)

En el año 1966 me puse a estudiar en Wik, un castillo feudal del tiempo medieval, con torres pináculos y lo todo. También hay un foso sin agua.
En la planta debajo de la entrada había la sala de la fortaleza, donde teníamos fiestas por las noches. Y más abajo habían los calabozos…. En la primera planta teníamos física y química y al otro lado de la gran puerta vivía Torild, un profesor soltero que nos contaba muchas cosas que uno puede oír en un castillo medieval por la noche…

En la próxima planta estaba Riddarsalen (la sala de los caballeros) y en las murallas colgaban cuadros de los propietarios. Allí teníamos lecciones de canto con Märta y también era local de reuniones. También había un televisor y allí los valerosos podían mirar la tele por las noches.
Arriba de la sala de los caballeros estaba la sala de biología. Había animales disecados, aves y mamíferos. Había armarios con puertas de vidrio y allí había otras cosas importantes para la educación de biología. Pero el objeto de más interés era Magra Kalle (Carlos Delgado), un esqueleto, no de plástico, sino los restos de un hombre, más muerto que vivo.
Carlos Delgado colgaba en un armario y solo salió las clases de anatomía. Pero dejamos a Carlos un rato.
Una noche estaban dos alumnos tipo valientes en la oscura sala de caballeros. E l televisor estaba colocada así, que ellos que miraban la tele también tenían vista por la ventana. Y esta noche fueron a ver algo muy notable….
Comenzó con un sonido, como de un cordón que pasa algo. Después de un minuto o algo así, apareció algo blanco en la parte arriba de la ventana. Se puso lúgubre de verdad y el cabello se levantó de los telespectadores cuando un esqueleto se mostró en la ventana. Dos de los valientes salieron en seguida. Uno de ellos tenía problemas con su salud mental varias semanas después.
Pero uno se quedó, subió la escalera, abrió la puerta de la sala de biología, y allí vio dos alumnos que tenían Carlos Delgado colgando en un cordón…
Sí, pasaban muchas cosas misteriosas en ese castillo feudal.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: