Posteado por: don Gerardo de Suecia | 07 diciembre 2009

El coproprietario de un Chevrolet (93)

Mi permiso de conducir saqué cuando tenía 35 años. Pero una vez, cuando tenía 17 años, fui copropietario de un Chevrolet negro de modelo 1953. Éramos tres personas los dueños del coche, Christer, Roine y yo. Solo Roine tenía permiso de conducir y nosotros los otros dos teníamos que confiar en él para poder usar el coche. Éramos “raggare”, es decir muchachos que íbamos por la ciudad ofreciendo a las muchachas a ir con nosotros. Para mí había un problema. Trabajaba en turnos en otro sitio de 35 km de distancia. Una vez hubimos decidido que los otros dos me recogerían a las nueve afuera de la fábrica donde trabajaba. A las nueve no había nadie allí para recogerme. Entonces decidí tener “jófer privado” y contrataba a un amigo con carnet, pero sin auto. Una vez fuimos a Skutskär para ofrecer nuestros servicios a las chicas allí. Pero en Skutskär no pasaba mucho, es decir no encontraba con la chica que buscaba. Se llamaba Ann. Pero en Furuvik, un parque de atracciones con zoo, la encontré a las once y media en la pista de baile y yo que nunca era un buen bailador la invitaba a bailar. Después de pasear un poco con ella para mostrar que gran conquistador era la pregunté si quería ir a Gårdskär (donde vivía) en mi Chevrolet. Ella decía que sí y íbamos, el jofer en el asiento delantero y nosotros atrás. Ni siguiera un besito me dio al llegar a Gårdskär y el jofer y yo íbamos a casa. Y el quería mostrar que buen jofer era y conducía muy rápido (tal vez para mostrar que aunque no tenía suerte con las chicas sabía conducir bien el coche). Todo terminaba en un abedul. Puf! El jofer, pobre muchacho, chocó con el retrovisor y el médico tenía que coserle un poco (con 50 puntos de suturas) y el Chevrolet terminó en chatarra. Sí, esta es la historia sobre mi tiempo como copropietario de un Chevrolet -53. Podría también contaros algo de cuando perdía una motocicleta en póker, pero es otra historia y os la cuento otra vez.


Responses

  1. Hola, Gerardo, su blog esta muy ameno, me he reido bastante leyendo algunos artículos, como el del poker, a mi me gusta ver los carros antiguos, especialmente cuando es el power meet aquí en Västerås,
    saludos

    Arnoldo

    • Arnoldo!

      Muchas gracias por tu comentario! El hijo de mi vecino en el campo también suele estar en meeting en Västerås. Se llama Johan Lundblad, es muy rubio y tiene 40 -45 años. Has encontrado con él?
      Ahora tengo un Citroën Picasso que me gusta mucho.

      Hasta luego!

      Gert


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: