Posteado por: don Gerardo de Suecia | 28 abril 2010

Polo y Corrinna Corinna 118

“Era una noche como otra cualquiera. No pensaba en algo particular cuando venía en su ciclomotor en camino a su casa en Sandby. Los vientos veranales le encontraban y la vida jugaba, pero todo se iba a cambiar dentro de poco…
De repente su ciclomotor se puso a toser en una colina un poco de distancia de Västland. Se sentía un poco incómodo por que le había pasado también el próximo fin de semana. En el mismo sitio…. Entonces el ciclomotor hubo arrancado después de un intento, pero no esta vez. Saco las herramientas de la caja que pertenecía al ciclomotor. Trataba de limpiar la bujía y después hacer otro intento. No funcionaba. Se puso de rodillas otra vez para armar con el carburador. Entonces vio algo que se movía en el bosque a la derecha. Parecía ser algo colgante, no quería ir para ver lo que era, pero de un poder que no parecía ser su mismo, empezó a entrar en el bosque. Entró e iba más y más lejos del camino. Veía que era un pie que colgaba, y una pierna……. Entonces el poder le dejó y pudo huir al camino y el ciclomotor arrancó sin problemas

El otro día un amigo mío me dio un CD con canciones de los años cincuenta y sesenta. Una de las canciones se llama Corinna Corinna, una melodía un poco sentimental. Recuerdo el tiempo cuando tenía 15 años (hace medio siglo – que viejo soy). Por las noches nos encontrábamos en un café. Afuera estaba lleno de motocicletas, ciclomotores y coches americanos grandes. Dentro habían muchachos valientes y muchachas pintadas y con peinados avanzados. Su coca-cola mezclaban con vodka y discutían o soñaban de cosas que querían hacer o ser. En la máquina tocadiscos sonaban música con cantantes como Elvis, Roy Orbison, Fats Domino, Brenda Lee y otros artistas.
De vez en cuando venía a este café un hombre un poco diferente a la clientela normal. Tenía entre 50 y 60 años. Venía en un ciclomotor en modelo de unavespa. Estaba sin afeitar y olía un poco de finca de su trabajo. Bebía siempre una coca y tocaba siempre la misma melodía en la máquina tocadiscos,Corinna Corinna . No comprendía inglés pero comprendía de la melodía que era muy sentimental y siempre lloraba cuando la tocaba.

Nos parecía un poco tonto ese señor. Unos decían que era así porque una vez hubo encontrado a un hombre ahorcado en el bosque…..


Responses

  1. Hola, y saludos desde Mexico, me encanta tu interes por nuestro Idioma, me gusta mucho todo lo que escribes, y me ofrezco a echarte una manita con algunos errorcillos gramaticales que veo en tus escritos, si te interesa por favor contactame, dispongo de algun tiempo libre y podria revisar tus escritos en español antes de que los publiques.

    Nuevamente reitero mi admiración hacia a ti, y reitero mi ofrecimiento de ayuda.
    Hasta pronto
    Sinceramente Carlos Tarello.

    • Carlos!

      Que oferta más fantástica! Voy a enviarte unos episodios de mi visita a Uppsala en Valpurgis. Me gusta también que te interesa mi blog/podcast. Allí hay memorias de una vida de 65 años y cosas que tratan de mi país y mi vida aquí en Suecia. Muchas gracias por tu comentario! Pronto voy a publicar un episodio que trata de una mejicana casada de un sueco. Me contactó cuando vivía en Méjico y ahora vive en Uppsala con sus dos hijas y Håkan, el marido. Nos han visitado una vez – ¡el mundo es un pañuelo!

      don G


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: