Posteado por: don Gerardo de Suecia | 16 mayo 2010

Probablemente no hay fantasmas (100)

Erase una vez un joven sueco que estudió en un castillo. Era yo, y el castillo se llamaba Wik, una fortaleza medieval. Allí residía una universidad popular donde yo estudié por dos años. En la tercera planta del castillo estaba la sala de los caballeros. Colgaban retratos de gente de generaciones pasadas y los muros eran muy fuertes. Era posible sentarse en las ventanas y eso era lo que hicimos yo y mi novia de entonces una noche, después de haber escuchado música clásica durante una hora hora o dos. Afuera la luna brillaba en el lago y todo estaba  muy tranquilo.

Entonces oímos voces en la escalera. Hablaban susurrando en voz media alta. Comprendimos que era la noche mágica obligatoria. Y qué es esto? Era así. Por lo menos una noche del semestre unos muchachos invitaban a unas muchachas a convivir un rato con fantasmas.
Bueno, los muchachos entraron sin encender la luz. Arreglaron el scenario para la noche de fantasmas. Yo y mi novia estuvimos silenciosos como en la misa. Nadie nos encontraba. Los actores se escondieron en diferentes sitios de la sala. Y nadie nos encontraba. Luego todo estaba tranquilo.
Después de un minuto o algo así pudimos escuchar voces de muchachos y muchachas. Y pronto entraron en la sala. Y los fantasmas se revelaron con sus vestiduras de sabanas, gritaron y se comportaron como auténticos fantasmas. Y nadie nos encontraba. Las chicas chillaron y se fueron debajo de las escaleras. Los fantasmas se desarmaron y salieron de la sala. Podíamos escuchar discusiones en la escalera una planta más abajo.
Entonces yo me fui a la puerta,  con toda la fuerza que tenía en mis pulmones pegué un grito digno de un fantasma. Y oímos las voces abajo: “Hay alguién en la sala”, “No, contestaron los fantasmas, sólo estábamos nosotros”.
Y todos salieron corriendo del castillo, y se hablaba mucho de lo que había pasado, los fantasmas en el castillo, que gritaban tanto.
Esta es una de las razones por las que no creo que hay fantasmas.


Responses

  1. don Gerardo:
    Yo tampoco creo en la existencia de ánimas ni espectros, pero le puedo asegurar que pasan cosas extrañas, al menos en la mente de la gente.
    Por caso, hay una planta compresora de gas situada en un lugar aislado, en el norte argentino, en la que los operarios a la noche decían que oían voces, o que se abrían y cerraban puertas de aluminio en noches sin viento. Al final compraron una imagen de la Virgen del Valle e hicieron bendecir las instalaciones por un sacerdote. Para esos menesteres tuvieron que oblar una buena cantidad de dinero.
    Si todo era un problema de sugestión, la cura les resultó cara.

    • Han hecho una investigación en Suecia que daba de resultado que una tercera parte de los suecos creen en la existencia de ánimas. Tal vez bendición de diferentes cosas fuera algo para nuestros curas mal pagados en Suecia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: