Posteado por: don Gerardo de Suecia | 05 marzo 2011

Cuando uno hace un viaje… (145)

 

Los últimos meses no he tenido ganas de publicar algo. Pero por lo menos he puesto el suelo en la sala de estar y es un deleite de comer allí los fines de semana. También he descubierto que no nos pasa muchas cosas que pienso vale la pena de describir. Bueno, han pasado cosas antes y teniendo el futuro detrás puedo contra un poco de ellas. (Y tengo que disculparme por la foto, que no es del albergue, pero de una iglesia típica danesa que teníamos en vista en frente del albergue).

Era así: Nosotros y nuestros amigos hicimos un viaje a Alemania el año pasado. Pero la distancia a Rostock es un poco largo y por ello queríamos pararnos en medio camino, en un albergue en Dinamarca. Y yo tenía que reservar las habitaciones.

El danés y el sueco son idiomas bastante idénticos, pero hay diferencias, especialmente cuando trata de la pronunciación. Pero con un poco de oído para las lenguas es posible comunicar con un danés en sueco y al revés.

Llamé al albergue. Un hombre contestó. Pero esta vez no era fácil. Y yo que he practicado mi danés en Bornholm muchas veces. Era muy difícil, para mí y para él, a comprendernos. Consideraba la posibilidad de hablar inglés con él pero era indigno de mí, aunque sé que los daneses hablan inglés muy bien y con buena pronunciación. Y seguimos la conversación extraña con muchos “cómo”s y “qué”s. Por favor que penoso era.

Tenía que confirmar mi reservación, y entonces era la dueña que contestó. Y ahora un poco más sabio, le pregunté si fuera posible hablar inglés. Y hablamos inglés, pero la señora tenía un acento danés muy grave y entonces era difícil comprender por ello. Lograba confirmar la reservación en fin.

Cuando llegamos a Mön, donde estaba el albergue, hablábamos un poco del problema de hablar entre daneses y suecos. Y que los daneses normalmente hablan inglés muy bien. Cuando llegamos a la recepción estaba el dueño allí. Y le pregunté si pudiéramos hablar inglés.

Y hablábamos inglés. Y el dueño hablaba inglés muy bien. Y después decía a Majsan: “Sí, hablan inglés bien los daneses”. Pero cuando quería buscar mi bolígrafo que había olvidado en la recepción veía su nombre en un papel: Olifant… no es un nombre danés.. Y le pregunté: “Usted,  ¿es de Dinamarca?” “No, soy de Australia”, me respondió. Sí, hablan inglés bien los daneses, especialmente ellos de origen autraliano…..


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: