Posteado por: don Gerardo de Suecia | 26 noviembre 2011

El soldado y la baraja (167)

Durante la campaña norteafricana un grupo de soldados habían hecho una marcha larga, cuando al fin llegaron a una ciudad que se llamaba

Casino. El día siguiente, un domingo, varios soldados fueron a la iglesia conducido de un coronel. Después de que el cura había leído la oración iba a leer el texto del día y ellos que tenían un libro de oraciones lo sacaban.

Pero uno de los soldados sacó una baraja y puso las cartas ante de sí. El coronel lo vio y dijo: ”Soldado, no quiero ver esas cartas!” Y después del sermón el soldado fue arrestado y fue juzgado en consejo de guerra.
El juez preguntó: ”Coronel, ¿por qué ha traído este hombre? “Ha jugado a las naipes en la iglesia”, dijo el coronel. “Bueno, mi hijo”, dijo el juez, “¿que dices tú?”
”Tengo mucho que decir”, dijo el soldado.
“Sí, espero que sí”, dijo el juez, si no serás muy fuertemente castigado mucho más que alguien ha sido castigado antes. El soldado dijo:
”Señor, he estado en marcha seis días sin Biblia y sin libro de oraciones, pero espero que le pudiera convencer de la pureza de mis motivos y se puso a contar.
“Es así, señor, cuando veo el as me acuerdo a que solo hay un Dios. El dos me hace pensar en que la Biblia está  dividida en dos partes, El Nuevo Testamento y El Antiguo Testamento. Viendo el tres pienso en El Padre, El Hijo y El Espirito Sancto.
Y el cuatro, claro, entonces recuero los profetas que escribieron los evangelios, San Mateo, San Marco, San Lucas y San Juan.
Cuando veo el cinco pienso en las cinco vírgenes sabias salvadas y las cinco necias perdidas.
El seis, entonces pienso en los seis días cuando Dios creó el cielo y la tierra, y el siete es un recuerdo de que Dios descansaba el séptimo día
Pienso en los ocho hombres que Dios salvaba cuando destruía esta tierra cuando veo el ocho. El nueve me acuerdo a que solo nueve de los diez con lepra volvían para darle las gracias.
El diez, entonces pienso en Los Diez Mandamientos que el Dios dio a Moisés en la montaña Sinai.
El rey de la baraja es un símbolo de que solo hay un rey en el cielo, Dios el omnipotente. La reina es la virgen inocente, nuestra señora María.

Y la jota es el diablo.
Contando los puntos en las cartas encuentro 365, el mismo número como los días del año. Hay 52 cartas y 52 semanas en el año. Hay cuatro colores y es lo mismo con las semanas de un mes.
Entonces, señor, tiene que entender, que mi baraja me sirve de Biblia, Libro de Oraciones y Almanaca.”

El juez dijo: “Mi hijo, entiendo, puedes salir ahora”. (Sé que la historia dice la verdad, porque conozco al soldado).

Aquí en una versión en Youtube


Responses

  1. Un placer como siempre haber vuelto por tu casa.

    Saludos!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: