Posteado por: don Gerardo de Suecia | 26 abril 2012

Con ayuda del ley….

Un viejo italiano vivía sólo en Nueva Jersey y quierría  plantar tomates en la 

huerta como todos los años, pero era un trabajo muy pesado, porque  la tierra era dura de labrar.
Su único hijo, Vincent, quién solía ayudarle, estaba en prisión. El anciano escribió una carta a su hijo y le describió su apuro:

 

Querido Vincent,

Me siento bastante triste, porque parece que no seré capaz de plantar mi huerta de tomates este año. Soy demasiado viejo para labrar la huerta. Sé que si estuvieras aquí mis problemas estarían resueltos. Sé que tú serías feliz de labrar la parcela en mi lugar, como en los viejos tiempos.

Con amor,  Papá

Unos días más tarde él recibió una carta de su hijo.

Querido Papá,

no excarbes aquella huerta. Allí es donde están sepultadas las personas

Con amor, Vinnie

A las cuatro, la próxima mañana, llegaron los agentes de la Brigada de Investigación Criminal y la policía local y excavaron la parcela entera sin encontrar cuerpo alguno. Ellos le pidieron perdón al anciano y se marcharon.

Aquel mismo día el anciano recibió otra carta de su hijo.

Querido Papá,

Sigue adelante y planta los tomates ahora. Esto es lo mejor que yo podía hacer bajo las circunstancias en que me encuentro.

Con amor, Vinnie


Responses

  1. Muy buena esa!

  2. Qué divertido!


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: