Posteado por: don Gerardo de Suecia | 09 diciembre 2013

Sin llaves en la nieve (220)

 

Nuestra vecina que vive donde tenemos la casita de verano cumplió 50 años el otro día, un día con mucha nieve y bastante frío. Habíamos comprado una flor que podría haber hecho envidiosa a cualquier persona, una orquídea OLYMPUS DIGITAL CAMERAblanca, muuyy hermosa. Al mismo tiempo, cuando estuve en la casita iba a encender los elementos porque intentábamos pasar el fin de semana allí. Con dedos fríos como carámbanos busqué la llave en mis bolsillos, buscaba varios veces sin encontrar nada exepto de mis guantes.

Dios mío – por favor – estaba sin llaves afuera de mi casita y hacía una temperatura de 10 grados bajo cero, nieve hasta las rodillas y no sé todo. Y con una orquídea muy frágil, esperando a la vecina que terminaría su trabajo dentro de media hora. Tomé una manta en el coche y enrollé la orquídea cuidadoso y me fui para el llavero perdida (En el llavero habían las llaves de mi casa, las de la casita y las del coche. Era muy importante encontrarlo….).

Ahora tienes que ser inteligente, para variar, pensé. ¿Es que las llaves podrían estar debajo de las tablas de las terraza? Dicho y hecho, me fui para tratar de descubrir las malditas llaves entre maceras de plástico y de cerámico, trineos y rollos de red y no sé todo. Tengo que vaciar el espacio debajo de la terraza el próximo verano pensaba, tratando de trasmudar mi cuerpo de 110 kg. ¡Madre mía! Que mojadas estaban mis rodillas. Pero, ¿encontré alguna llave? No. Me alejé de estilo de un topo…

Bueno, mi buceo debajo de las tablas dio nada. Tenía que tratar otro método. ¿Podría usar un pala para quitar la nieve….? Pero con toda esa nieve…. La pala estaba detrás del retrete y yo solo tenía zapatos y ningunas botas. Hay que pensar en todo pensaba y me fui para buscar la pala. Ella había desaparecido debajo de la nieve y tenía que cavar con mis mismos manos para en la nieve. Además empecé a nevar, realmente nevar, con copas de nieve tan grande como platos (bueno, muy cerca de…).

Y así no ví otra salida que pensar otra vez, para variar. Piense hombre, piense, ¡hasta de que cerebro encuentre alguna solución! Y entonces, de repente comprendí lo que hubo pasado. Tenía guantes, claro, hacía frío, y a veces pongo mis guantes en los bolsillos. Y cuando saco los guantes de ellos es posible que las llaves caigan de los bolsillos y desaparezcan en la nieve.

Solo era que encontrar a un agujero en la nieve en tamaño de un llavero y ¡allí estarán las llaves! Encontré tal agujero y con la pala lograba sacar las llaves de la maldita nieve.

A la vez oí el sonido del coche de mi vecina, y con la orquídea un poco fría pero sana pude felicitarla y después encender los elementos que encontré en un agujero en la nieve. Pensé que todavía queda un poco en mi cabeza….


Responses

  1. Qué frío Don Gerardo!! y yo me quejo aquí en Canarias de frío cuando bajamos de 20 grados jajjajjj
    Un caluroso abrazo

    • Parece mejor en Canarias… Ahora la nieve se ha desaparecido y tenemos 6 grados +. Todavía tengo la llave….


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: