Posteado por: don Gerardo de Suecia | 11 enero 2014

Un poco de humor (224)

Dos mozos de mudanzas estaban subiendo un piano para una señora en la séptima planta. Después de haber trabajado duramente durante un buen rato un mozo dijo:
-Tengo una buena noticia y otra mala que darte.
Piano– La buena primero, por favor, dijo el otro mozo.
– Estamos en la séptima planta.
– ¡¡Qué bien!!
– Pero estamos en la casa vecina.

Dos trabajadores ayudaban a construir una casa en Småland (una región sueca). Uno de ellos sacó clavos de una caja, se quedó con unos y tiró los otros.
224spik– ¿Por qué tiras tantos clavos? preguntó su compañero.
– Porque no tienen la cabeza en la punta correcta.
– Estúpido, ¿no comprendes que son para el otro lado de la casa?

El pasajero en el asiente trasero del taxi de repente toca la espalda del conductor.
A él le entra pánico, va en la acera, vuelca a una papelera y rompe a un escaparate.
Taxi Cab– Discúlpeme por haberle asustado, dice el pasajero jadeando.
– No es culpa suya, dice el conductor, es la primera vez que conduzco un taxi. Los últimos 25 años he conducido coche fúnebre.

Un abogado, recién examinado, había amueblado su oficina, muy elegante y entre las cosas más elegantes: ¡un teléfono de marfil!.
El primer visitante se avisó, y para impesionar el abogado le dejaba esperar un cuarto. Precisamente 224telefonocuando el visitante entró, el abogado terminó una llamada.
– Bueno, estamos de acuerdo entonces, dijo, y el honorario será 35.000 dólares.
Después se dirigió al visitante y dijo:
¿Y qué quiere usted?
– Soy de Telefónica y voy a conectar el teléfono….

El juez mira con vista firmeza al acusado y dice:
Medicine Capsule– Usted está procesado por haber vendido píldoras que garantizan una vida eterna. ¿Ha usted sido castigado antes?
– Sí, señor juez. ¡Cuatro veces! En 1821, 1896, 1952 y 1972.

Cuando el cobrador viene para picar el billete Carlos descubre que se le olvidó su tarjeta mensual en Passenger Traincasa.
– Soy un hombre honrado y sincero, dice Carlos suplicante, mire mi cara, es mi ”billete”…..
– OK, dice, el cobrador, puede pasar esta vez, solo dígame dónde puedo picar.

El profesor:
– Ana, puedes decirme dos pronombres?
Teacher Pointing to BoardAna: ¿Quién? ¿Yo?
El profesor: ¡Bien!
Después de las vacaciones de Semana Santa el profesor pregunta a uno de los chicos:
– ¿Sabes que pasó con Jesús durante la Semana Santa?
– No, estuvimos en las montanas esquiando toda la familia.

El profesor:
– Felipe, ha hecho exactamente el mismo error en la prueba de matemáticas que Carlos, que está al lado de tí. ¿Cómo explicas esto?
– Tenemos el mismo profesor.

La esposa del jefe está de visita en la oficina de su marido y saluda a la nueva secretaria.
Business Woman with Book– Espero que usted señorita no es tan frívola como su predecesora.
– No, no, claro que no. ¿Quién fue la precedesora?
– Fue yo.

Durante un trabajo un plomero había perdido su cazadora. Había caído en un sumidero.
Trataba de pescarla con una pala larga.
Sandwich– Pero esa cazadora no puedes usar más, dijo su compañero de trabajo.
– No, dijo el plomero, la cazadora no me importa, ¡pero tenía un paquete de bocadillos en uno de los bolsillos!

Don Carlos está sentado en la silla de su escritorio. De repente su jefe está al lado de él y pregunta:
– ¿No tiene ganas de trabajar hoy don Carlos?
– Sí, por favor. Pero yo sé el arte de contenerme…..

Una vez en un restaurante muy bueno un señor miró la cuenta, jadeó, pero se tranquilizó y dijo:
224sopa– Costaba mucho esto, 60 euros por tal plato, espero que den rebaja a un colega.
– ¿Es usted camarero?
– No, soy ladrón.

Gonzalo hubo obtenido un trabajo en un taller y el jefe del taller viene de visita el primer día.
No está contento con el ritmo de trabajo de Gonzalo y dice:
– Cuando buscaba empleo, ¿pienso que usted ha dicho que puede trabajar por dos?
– Lo hago también, para mí y mi mujer.

El rector estaba indignado cuando hablaba con conserje del colegio. – ¿Cómo hace usted su trabajo? A Fruitflydecir verdad hay insectos muertos de todos tipos en los huecos de las ventanas.
– Ah sí, ¿es mi trabajo mantener la vida de insectos también?

Señor Pérez viene al supermercado para comprar una máquina de afeitar.
– Compre esta, dice el vendedor, miles de clientes tienen buenas experiencias de ella.
– Bueno, yo no había pensado una máquina usada, dice señor Pérez…


Responses

  1. Muy buenos chistes.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: